Chronoswiss Flying Grand Regulator Open Gear ReSec “Blue Note” Watch Hands-On

Moments into the aBlogtoWatch meeting with Chronoswiss at Baselworld 2019, I knew what my favorite new watch from the brand was. I was particularly enthused by this “Blue Note” (as I called it) Chronoswiss Flying Grand Regulator Open Gear ReSec watch, which is limited to just 50 pieces. Blue is a popular color right now, and this watch is literally covered with it.

It can be a bit challenging to sort through the many slightly different Chronoswiss regulator models. At times, I can easily confuse two models. For example, can you immediately tell the difference between this Grand Regulator Open Gear ReSec and the Chronoswiss Flying Regulator Open Gear (reviewed on aBlogtoWatch here)? The short answer: the use of a retrograde seconds indicator for the ReSec model, as opposed to the traditional seconds dial for the other watch. So, when selecting a Chronoswiss watch, it pays to choose carefully.

As I mentioned above, “ReSec” is Chronoswiss’ short way of saying “retrograde seconds.” Sometimes you might see this watch with its (deep breath) longer full name, which is “Chronoswiss Flying Grand Regulator Open Gear Retrograde Seconds.” Now you know why I told Chronoswiss, “Just call this particular model the Blue Note.” Doesn’t that sound better? The blue itself is striking, and on the case, it comes in the form of blue DLC-coating over the base steel layer. Chronoswiss pairs the case with a blue Hornback crocodile strap, as well as a blue dial with blue hands. This might be the bluest watch of the year!

Chronoswiss was careful to ensure high levels of legibility on the complicated dial that seems to throw in so many little details. Regulators at their core are all about precision-reading, but the concept often needs to be “sexed up” a bit in order to make for an attractive watch dial. Chronoswiss knows that the “regulator” is sort of their “thing,” so we have experienced a dial that attempts to build on the core concept as much as possible. This is not only represented in the rich three-dimensional look of the dial but also in the “Open Gear” look at part of the movement under the 12 o’clock position, as well as the retrograde seconds hand. One of my favorite dial details are the “columns” of solid luminous material (as opposed to paint), which act as five-minute indicator points. (If this were not a regulator, then they would be the hour markers, of course.)

The Flying Grand Regulator Open Gear ReSec is a watch lover’s collectible lifestyle item that combines a functional spirit with a lot of visual pizazz. With its striking blue design, 44mm-wide (and 13.35mm-thick) case, and multiple levels of decorative elements placed on the dial, such a watch is, in many instances, the polar opposite of a petite vintage sport watch — which is ironic, in a sense, because, underneath the blue and tricked-out dial, the Flying Grand Regulator Open Gear ReSec does look like a large vintage pilot watch in regard to the case and crown.

Longines Legend Diver Watch Now Available In 36mm

Longines Legend Diver Watch Now Available In 36mm Watch Releases

I’ve always had a soft spot for the Longines  Legend Diver series. I’m a big fan of “super compressor” style cases, and the complementary, bichromatic printing appeals to my fastidious tastes. The Legend Diver collection has its roots in reference 7042, released in 1960. The first re-edition came in 2007 and was followed by an updated date version in 2009, and  a PVD-coated version last year. All four releases were 42mm-wide. The Longines Legend Diver 36mm is much more conservatively proportioned and really opens up this model up to a wider audience.

MODERN VINTAGE APPEAL

I think Longines is going to find that, despite pitching this watch as a woman-first alternative to the 42mm version, there will be an awful lot of vintage-vaunting gents in the hunt for this new model.

There is an argument for staying true to the original 7042 and retaining the 42mm case diameter, but the editions from 2007 onward sneakily bulked up the crowns, which, in my opinion, grew the watch significantly on the wrist and made it far less comfortable to wear. As someone who enjoys wearing super compressor or compressor style cases because they move the crowns into a more ergonomic position for flexing the wrist, this annoyed me. It seems likely that the smaller sized 36mm version will circumnavigate this problem with its revised dimensions.

Longines Legend Diver Watch Now Available In 36mm Watch Releases

WHAT IS A SUPER COMPRESSOR?

The term “super compressor” is often used (erroneously) to describe any watch with twin crowns. The first watches to feature this design were fitted with special technology that meant the watches got more water resistant as the external pressure on them increased (hence the term “compressor”). The technology was a hit, but largely unnecessary for all the desk divers who just liked the look (and comfort) of crowns at 2 and 4 o’clock. That said, Longines elected to remain faithful to the original by using super compressors in their modern iterations of the 7042.

Longines Legend Diver Watch Now Available In 36mm Watch Releases

Super compressor technology was the brainchild of Ervin Piquerez SA (EPSA). It emerged in the 1950s and was popular until the quartz crisis really hit in the ’70s. A super compressor differs from a compressor by having a threaded or bayonet case back as opposed to a snap-on. When the case back is “screwed” down, it stops before it travels as far as it possibly could, due to a spring pushing back against the case middle.

Longines Legend Diver Watch Now Available In 36mm Watch Releases

CONCLUSION

This release sees not only a reduced size but also an increased color palette for the Longines Legend Diver watches. This model is available with black, purple fumé, burgundy fumé, tropical (brown fumé), and mother of pearl dials, and a selection of coordinating straps and bracelets.

Remarkably, despite shrinking by 6mm, the Longines Legend Diver 36mm retains the 3 o’clock date function added with the release of its 2009 forerunner. In spite of this, the dial does not appear cluttered in any way and remains one of the most legible and attractive displays on the market today. The price for these new releases starts at $2,150 and runs all the way up to $2,400.

Ulysse Nardin Skeleton X Magma Watch Fuses Carbon And Epoxy To Striking Effect

Ulysse Nardin Skeleton X Magma Watch Fuses Carbon And Epoxy To Striking Effect Watch Releases

Well, well, well… What fiery madness is this? With some of the most arresting pack shots of 2019, the Ulysse Nardin Skeleton X Magma watch bursts into reality. And while it looks like it has leaped from Satan’s drawing board to terrorize all humankind, I’m assured that, like the rest of its products, this new piece from Ulysse Nardin started life in Le Locle, Switzerland. And it has no intention of razing society to the ground, apparently.

The most striking aspect of this watch (aside from the sweat-inducing lavascape used in the press images) is the case. Described by the brand as “a carbon-fiber tour-de-force,” this watch will polarize, which is one thing that can be said for sure about this new take on an evermore overused material. On the one hand, it looks a bit like the angry big brother of the Swatch Sistem 51, but on the other, it’s an incredibly badass, characterful watch that has the guts to mix technically impressive horology, brand new material technology, and an attention-grabbing aesthetic.

Ulysse Nardin Skeleton X Magma Watch Fuses Carbon And Epoxy To Striking Effect Watch Releases

To achieve this effect, carbon fiber is mixed with red epoxy resin, creating a marbled effect that is unique from piece to piece. This makes the watch housing incredibly light and comfortable on the wrist. Whether this piece goes too far in the weight-saving category, resulting in a product that feels insubstantial is another divisive talking point. When it comes to the weight of watches, my personal feelings vary on a case-by-case basis. If it makes sense with the overall design (as I believe it does with this watch), then I find I’m quite sympathetic to it, but if, as in the case of my beloved Omega Ploprof, it undermines a significant characteristic (however opinion-splitting) of the design, then I’m not so much a fan.

The Ulysse Nardin Skeleton X Magma is 43mm in diameter. The brand pitches this as “compact” (and the price as “accessible”), but this will obviously rankle some. That said, avant-garde designs of this nature tend to appeal to those who like their watches more noticeably proportioned, so this might have been a wise choice.

Ulysse Nardin Skeleton X Magma Watch Fuses Carbon And Epoxy To Striking Effect Watch Releases

Technically, the watch is quite impressive. With its manual-winding UN-371 movement, which is heavily skeletonized and integrated to the dial, the Ulysse Nardin Skeleton X Magma leaves little to the imagination. The bright red numerals pair well to the grey hands. Both numerals and hands are treated with Super-LumiNova.Advertisement

Being able to see straight through a watch is always going to divide the consumer population, but with such a generally ambitious concept I think it works pretty well. The four-day power reserve is nice to see, and the Silicium minuterie gear train and 3Hz Silicium balance remind anyone who might have momentarily forgotten that this is a typically futuristic offering from a storied Swiss watchmaker. The price for this ‘hot’ property will be $25,000.

kampen mellom de ghd straighteners og chi iron

Durante el fin de semana, le presentamos la colección Vacheron Constantin Les Cabinotiers Mécaniques Mécaniques Sauvages, una variedad de más de 20 piezas únicas que combinan los 263 años de experiencia técnica de la empresa con sus reconocidas capacidades de Métier d’Art. Uno de los modelos más intrigantes que vimos mientras estábamos en París para la inauguración fue el Armillary Tourbillon, una bestia literal de un reloj para el que Vacheron ha presentado seis nuevas patentes.

Estas patentes están resaltadas por los indicadores instantáneos de hora y minuto retrógrados en el lado derecho de la esfera. Hay un tourbillon de dos minutos de doble eje colocado dentro de una cruz maltesa, el símbolo icónico de Vacheron Constantin, jaula en el lado opuesto.

El Armillary Tourbillon es similar al Maître Cabinotier Retrograde Armillary Tourbillon de 2016 en varios sentidos. El lanzamiento de 2016 fue la primera vez que vimos una de las complicaciones desarrolladas para el reloj de bolsillo 57260 Vacheron Constantin Reference, también conocido como el reloj más complicado del mundo con 57 complicaciones totales, dentro de un reloj de pulsera, y el nuevo Les Cabinotiers Armillary Tourbillon continúa con esta aplicación.

Al igual que el Maître Cabinotier, el nuevo modelo Armillary utiliza un tourbillon de doble eje con una rueda de escape y una palanca de silicio y una jaula de tourbillon de aluminio; Hay una interesante yuxtaposición de la horología clásica y contemporánea en exhibición cuando se combina con las paletas de diamante más tradicionales. Otros detalles incluyen el uso de un resorte de equilibrio esférico. El reloj se destaca aún más a través de una serpiente grabada a mano que se desliza alrededor del exterior de la caja de oro rojo.

Vacheron dice que el precio del modelo está disponible solo a pedido, pero debido a la naturaleza a medida del departamento de Les Cabinotiers, es probable que la serpiente Armillary Tourbillon se haya producido pensando en un cliente.

No se olvide de consultar nuestra cobertura anterior de Mécaniques Sauvages y estar atentos a las novedades más interesantes de la marca en SIHH 2019.

Apuesta de caballero: Jaeger-LeCoultre Master Chronograph vs. Montblanc Rieussec

Un cronógrafo de fabricación es sobrio; el otro es poco convencional. Ambos son elegantes. Pero cual es mejor? Comparamos el cronógrafo maestro Jaeger-LeCoultre y el cronógrafo automático Montblanc Nicolas Rieussec en esta función de prueba de los archivos de WatchTime.

¿Cuál es tu tipo? ¿Es clásico o moderno? Llamativo o discreto? El cronógrafo maestro de Jaeger-LeCoultre, de la marca de fábrica de Le Sentier, Suiza, es clásico y discreto.

Debutó en 2010. Cada detalle es hermoso y nada es llamativo o controvertido. Su diseño encarna el sereno sentido de orden que se encuentra en la construcción de relojes tradicionales, lo que lo convierte en el compañero perfecto para usar en la oficina y en ocasiones de gala. Su precio ($ 10,000 *) no es extremadamente alto, y cuando lo uses, no parecerás que hayas perdido el contacto con la realidad.

El segundo reloj en nuestra prueba, el Nicolas Rieussec Chronograph Automatic de Montblanc, también es elegante y tiene un precio similar ($ 10,700 *). Pero es difícil categorizar más este reloj. Sus materiales y colores son tenues, pero el diseño inusual de su esfera llama la atención. Debutó en 2011 como un desarrollo adicional del primer calibre de fabricación de Montblanc, el MB R100, que se lanzó en el 2008 Nicolas Rieussec Monopusher Chronograph. Aunque Montblanc tiene su sede en Hamburgo, Alemania, sus relojes se fabrican en los propios talleres de la marca en Le Locle, Suiza.

¿Es el cronógrafo de Montblanc clásico o moderno? Esta pregunta es difícil de responder. La esfera descentrada, con discos de cronógrafo que giran bajo un puente compartido, parece muy contemporánea. Pero, de hecho, esta disposición inusual para el mecanismo del cronómetro recuerda a un predecesor histórico.

En 1821, Nicolas Mathieu Rieussec, que era relojero de la corte real del rey Luis XVIII de Francia, inventó un “cronógrafo” en el sentido más verdadero de la palabra porque su dispositivo revolucionario era un “escritor del tiempo”. (Chronos significa “tiempo”) y graphein significa “escribir”.) Rieussec diseñó un aparato de mesa con una caja de madera que contenía un par de botones y dos discos giratorios: uno para los segundos y otro para los minutos. Por encima de estos diales, sujetó una mano delgada con puntas llenas de tinta unidas a su punta. Rieussec reveló su dispositivo de sincronización en una carrera de caballos en el famoso Campo de Marte en París. Mientras giraban los diales del dispositivo, el cronometrador presionaba un botón en el instante en que un caballo cruzaba la línea de meta, haciendo que las manos tocaran los diales y dejaran pequeñas marcas de tinta. Por primera vez, un cronometrador podría capturar los tiempos de carrera de todos los caballos en la carrera sin apartar la vista de la acción. Los tiempos se pudieron leer después de los discos. Después, simplemente limpió la tinta de los discos y estuvo listo para programar la próxima carrera.

El reloj Rieussec de Montblanc tiene discos giratorios similares y un puente compartido a través del dial. Ambos son rasgos distintivos de la colección de relojes Nicolas Rieussec. Pero en lugar de depositar tinta, el puente del reloj sostiene contadores giratorios y manecillas estacionarias para mostrar los segundos y minutos transcurridos.

Aunque el diseño de la esfera de Montblanc está inspirado históricamente, parece innovador. El modelo que probamos es el más moderno y elegante de los relojes Rieussec actualmente disponibles. Nuestros editores quedaron más impresionados con ella que con las otras versiones, cuyos diales calados los hacen parecer más técnicos que elegantes.

¿Cómo calificaron nuestros relojes de prueba cuando consideramos su artesanía? Encontramos que ambos relojes están en casi el mismo nivel. Sus correas y cierres son simples pero bien diseñados: Jaeger-LeCoultre utiliza un cierre doble sin botones; Montblanc se basa en un cierre excepcionalmente robusto y plegable con botones de seguridad. El resultado es que el reloj de Jaeger-LeCoultre es más cómodo de usar, pero el cierre de Montblanc funciona más fácilmente. Cada cierre es un buen partido para su reloj: el cierre de Jaeger-LeCoultre es más pequeño y plano, mientras que el de Montblanc es más voluminoso y más redondeado.

Tanto los diales como los estuches están diseñados de manera impecable, pero Montblanc tiene más facetas y detalles inusuales. Sin embargo, nos hubiera gustado que el caso de Montblanc tuviera una mayor resistencia al agua: puede soportar solo 30 metros, mientras que el caso de Jaeger-LeCoultre permanece a prueba de agua hasta 50 metros.

Dependiendo de la función que estábamos examinando, encontramos diferencias significativas en la facilidad de uso entre los dos cronógrafos. Jaeger-LeCoultre construye sus clásicos cronógrafos de dos botones con segundos pequeños, una función de paro de segundos y una pantalla de fecha de reinicio rápido. El reloj de Montblanc tiene una indicación de la fecha, así como una manecilla adicional para indicar la hora en una segunda zona horaria y un disco correspondiente de día y noche a las 9 en punto. Estos extras le dan al cronógrafo de Montblanc una gran cantidad de funciones, pero el reloj carece de una manecilla de segundos de funcionamiento continuo y una función de paro de segundos. Y como se trata de un cronógrafo monopulsador, cuando se usa para medir intervalos breves, no permite la temporización aditiva; en su lugar, las funciones de inicio, parada y retorno a cero deben seguirse en secuencia.

Al igual que con muchos otros relojes de doble zona horaria, la fecha de Montblanc se puede restablecer con bastante rapidez tirando de la corona hasta la mitad y luego girándola en sentido horario o antihorario, lo que hace que la manecilla de la hora avance o retroceda en incrementos por hora. El funcionamiento en sentido contrario a las agujas del reloj permite que la fecha se restablezca más rápidamente en algunos casos de lo que podría hacerlo si avanzara un mecanismo convencional de fecha de restablecimiento rápido. Cuando se restablece la zona horaria, la manecilla del segundo, que está esqueleto, permanece inmóvil y continúa mostrando la hora correcta en la zona horaria de su hogar. Esta mano desaparece detrás de la hora principal después de que haya regresado a casa. Tirar de la corona hasta su segunda posición le permite ajustar el tiempo.

Encontramos muy poco contraste entre el dial y las manos en el reloj de Jaeger-LeCoultre para leer fácilmente la hora. Y es difícil leer la hora exacta rápidamente y decir al instante la duración de un intervalo transcurrido con una precisión de hasta el segundo porque hay una escala de medición de pulso, en lugar de números de minutos, alrededor del borde del dial. Sin embargo, los subdiales proporcionan un contraste adecuado y están bien marcados.

Tuvimos algunas dificultades para operar el reloj Jaeger-LeCoultre. La pequeña corona es difícil de sacar, incluso si desliza la uña entre ella y la caja. Además, la manecilla de minutos recién restablecida saltó hacia adelante o hacia atrás cuando presionamos la corona hacia adentro, lo que obligó a repetir el proceso de configuración, un defecto casi imperdonable en un reloj de lujo. Pero nos gustó la función de segundos de parada y los pulsadores con forma, que tienen buenos puntos de presión.

La corona de Montblanc también es un poco difícil de sacar porque las puntas de los dedos tienden a deslizarse fuera de ella. El tamaño de la pieza de empuje del cronógrafo, en el lado izquierdo de la caja, agrega facilidad de uso, pero requiere tan poco esfuerzo para activar su función de “parada” que puede terminar accidentalmente la medición de un intervalo antes de lo previsto.

La segunda zona horaria se muestra en formato de 12 horas en lugar de 24 horas, lo que tiene ventajas y desventajas. La órbita de 12 horas permite que la manecilla de la hora adicional se oculte detrás de la manecilla de la hora principal cuando el reloj se encuentra en la zona horaria de su hogar. Pero pueden surgir problemas cuando intenta descifrar la pantalla que se acompaña día-noche, que es completamente blanca desde el mediodía hasta las 6 p.m. y azul profundo desde la medianoche hasta las 6 a.m. Las secciones azul y blanca se pueden ver dentro de la ventana en cualquier otro momento. Esto significa que cuando son las 7 de la noche (como se ve en la foto al comienzo de este artículo), podría suponer erróneamente que es temprano en la mañana en su zona horaria local: el disco blanco parece estar barriendo el último remanente de la noche azul debajo del borde inferior de la ventana, pero, de hecho, el disco azul se está volviendo hacia arriba para ver la llegada de Herald Evening.

En el lado positivo, el Calibre MB R200 automático merece el crédito por el rendimiento casi perfecto del cronógrafo automático Nicolas Rieussec. Nuestra máquina de sincronización electrónica calculaba ganancias diarias de solo 1.3 segundos en operación normal y 2.3 segundos con el cronógrafo encendido. Las diferencias máximas entre las posiciones fueron tres segundos y un segundo, respectivamente. La pequeña disminución en la amplitud de la balanza después de que el cronógrafo se combinó con el tren de engranajes demostró que todas las partes móviles están cuidadosamente diseñadas y que el mecanismo del cronógrafo utiliza solo una pequeña cantidad de energía. El descenso promedió el 13 por ciento del arco en las dos posiciones planas y solo ocho grados en las cuatro posiciones colgantes. Este reloj no tiene manecilla de segundos de funcionamiento continuo, por lo que su frecuencia en la muñeca solo se pudo probar mientras el cronógrafo estaba funcionando: medimos una ganancia constante de tres segundos por día.

Nuestra máquina de tiempo también confirmó el excelente comportamiento de la velocidad del reloj Jaeger-LeCoultre. Publicó pequeñas ganancias diarias de 2,2 segundos en funcionamiento normal y 1,2 segundos con su cronógrafo en funcionamiento. La amplitud de su balanza disminuyó solo levemente cuando se encendió el cronómetro. No estábamos completamente satisfechos con grandes desviaciones promedio de 16 y 15 segundos, respectivamente, entre las posiciones individuales. La desviación diaria en la muñeca osciló entre -2.5 y +1 segundos.

Ambos calibres de cronógrafo están construidos para ofrecer numerosas ventajas. Cada uno tiene una rueda de columna para asegurar el correcto funcionamiento de los comandos del cronógrafo y cada uno se basa en el acoplamiento vertical, lo que teóricamente (y en este caso, prácticamente, también) evita el estremecimiento que a menudo estropea el inicio limpio de la manecilla de segundos transcurridos de un cronógrafo. Ambos movimientos tienen balances de balanceo libre con tornillos de peso a lo largo de sus llantas. Cada calibre contiene dos barriles, por lo que la autonomía de funcionamiento de ambos relojes es superior a la media: 65 horas para Jaeger-LeCoultre y 72 horas para Montblanc.

El calibre de Jaeger-LeCoultre es más delgado: solo 5.7 mm, comparado con los 8.5 mm de Montblanc. Pero el balace de Montblanc nace bajo un puente. Y un puente, que por definición tiene un soporte en cada extremo, es intrínsecamente más resistente que un martillo de equilibrio en voladizo como el del reloj Jaeger.

Los adornos más elaborados de Montblanc ponen su calibre a la cabeza en la categoría de “calidad de movimiento”. Los bordes de las placas y los puentes no están simplemente biselados, sino que también están pulidos, al igual que las gargantas de los cojinetes de rubí y los orificios para el empulgueras. Montblanc blues sus tornillos. Y los diversos patrones decorativos en el cronógrafo de Montblanc se ven más brillantes que los del calibre de Jaeger-LeCoultre.

La última incorporación de G-SHOCK a la línea MR-G es su más impresionante hasta el momento

Justo a tiempo para las vacaciones, G-SHOCK ha lanzado el MRGG2000R, el primer G-SHOCK que utiliza un innovador mecanismo de bloqueo de tornillo y el primero con una Banda de Fluoro-Caucho Dura Soft. En los últimos años, la colección MR-G se ha convertido en una de las colecciones más interesantes de la marca, con un gran énfasis en la innovación de alto concepto utilizando solo materiales de la más alta calidad.

Dura Soft Fluoro-Rubber Band es un excelente ejemplo de esto, con su material de resina flexible que está texturizado con un patrón tradicional japonés de Bishamon Kikko, Relojes Imitacion que combina formas hexagonales en grupos de tres. Durante siglos, este patrón se ha utilizado en la armadura de Bishamonten, un guerrero japonés que simboliza la fuerza en la batalla.

La Dura Soft Fluoro-Rubber Band y la caja de titanio están conectadas con la primera aplicación mundial de “L / R-ΔLoc” (pronunciado “LR Delta Lock”), que Casio desarrolló conjuntamente con NejiLaw, una compañía conocida por “tornillos que nunca se suelta ”. Basado en un perno L / R, con dos tuercas que se unen y giran en direcciones opuestas, L / R-ΔLoc se desarrolló recientemente para los relojes como un mecanismo revolucionario que evita el aflojamiento debido a la vibración y otras fuerzas.El nuevo cierre desplegable está fabricado en titanio y, junto con el bisel, está recubierto con DLC para aumentar la resistencia a la abrasión. Todas las piezas de titanio también están sujetas a un proceso de endurecimiento de capa profunda, lo que hace que sus superficies sean de cuatro a cinco veces más duras que el titanio simple. La caja de titanio y la cubierta posterior también se tratan con carburo de titanio (TIC) para mejorar la resistencia a la abrasión.

Si bien la construcción y el diseño general del MRGG2000R son indicativos de su calidad superlativa, el reloj también ofrece algunas complicaciones bastante potentes. Para ir junto con su pantalla analógica de indicación de tiempo, el MRGG2000R presenta:

La hora mundial fácil y otros cambios de configuración con la aplicación de teléfono inteligente MR-G Connected.
Ajuste de la hora mediante Bluetooth, señales de satélite GPS y señales de calibración de hora de ondas de radio. El historial de ajustes de hora y cambios de zona horaria también se puede consultar en la aplicación.
Sistema solar de carga solar de gran capacidad. El nivel de carga solar se puede ver gráficamente en la aplicación.
Súper iluminador para una alta visibilidad incluso de noche y con mal tiempo.
Dual Dial World Time, que muestra los tiempos en dos ciudades simultáneamente fuera de la elección de 300 ciudades
Cristal de zafiro resistente a los arañazos con un revestimiento no reflectante en la superficie interior que ofrece una excelente claridad y legibilidad.
Resistencia al agua hasta 200 metros.
Cronómetro, temporizador de cuenta atrás, función de alarma.
Visualización de día y fecha

El diario de videos de Ulysse Nardin: Patrick Pruniaux en el nuevo cronómetro de buceo de la marca

Desde 1846, Ulysse Nardin ha seguido introduciendo relojes icónicos llenos de maravilloso ingenio y extraordinarios logros técnicos. Parte de este logro proviene de la determinación de la compañía de dominar cada aspecto de la nave en casa. Para esta serie de videos sobre la marca de relojes suizos, WatchTime se reunió con Patrick Pruniaux, CEO de Ulysse Nardin, para hablar sobre el último reloj de buceo de la marca:

La nueva versión tiene una apariencia nueva, contemporánea y llamativa, tanto en el exterior como en el interior. Además de las versiones en azul oscuro y negro, esta nueva línea incluye el Diver Great White y una edición limitada de Mónaco, Replicas Relojes lanzada en el 2018 Monaco Yacht. Show.

El nuevo cronómetro Diver redefine la elegancia funcional con su diseño audaz. Un reloj de buceo diseñado para resistir hasta trescientos metros de presión de agua, su bisel cóncavo e invertido con vidrio de zafiro abovedado es un gran avance en la relojería exquisita. El reloj de titanio de 44 mm está impulsado por el movimiento UN-118 con tecnología de silicio, visible a través de la espalda abierta. Superluminova en los índices y las manos hace que las horas y los minutos sean visibles no solo en la oscuridad de la noche sino también a grandes profundidades. La cara está adornada con un indicador de reserva de energía a las 12 en punto y una fecha y pequeños segundos a las 6 en punto, todo enclavado dentro del bisel giratorio unidireccional.

Los números en la cara se han redibujado para leer 0-15-30-45. Incluso la correa de caucho y titanio del Diver se ha modificado con el cierre reemplazado por una hebilla y se ha simplificado con un solo “elemento” distintivo de Ulysse Nardin. Resistentes protecciones de goma protegen la corona.
Los vínculos de Ulysse Nardin con el mar son profundos. Reconocido pionero de la innovación relojera desde 1846, el renombre de la manufactura se basó en la incomparable precisión y confiabilidad de sus cronómetros marinos, instrumentos de navegación esenciales que ayudaron a los marinos a determinar la longitud por medio de la navegación celestial. Continuando con el desarrollo de su línea de relojes de buceo, Ulysse Nardin reafirma su posición de relojero de los océanos.

Cronómetro Diver Great White Edición Limitada

El Diver Great White, con un gran tiburón blanco estampado en el estuche, es un emblema de la filosofía Ulysse Nardin. Rey de los océanos, el tiburón representa el sigilo, la fuerza y la estrategia, y Diver Great White encarna estas cualidades en los aventureros contemporáneos de la tierra y el mar. The Diver Great es una edición limitada de 300 piezas.

Diver Cronómetro Mónaco Edición Limitada

La edición limitada de Mónaco, reconocible al instante en este diseño de nueva creación, tiene una imagen de la bandera monegasca a las 12 en punto. El disco de calendario único tiene una especificidad que corresponde directamente al Monaco Yacht Show; los números 26, 27, 28 y 29 en rojo reflejan las fechas del evento de 2018, celebrado en el Puerto de Hércules del Principado en la Riviera francesa. El estuche también lleva discretamente el escudo de Mónaco. El Diver Monaco es una edición limitada de 100 piezas.

Especificaciones técnicas

Referencias: esfera azul: 1183-170-3 / 93, esfera negra: 1183-170-3 / 92, Great White Edición limitada: 1183-170LE-3/90-GW, Edición limitada de Mónaco: 1185-170LE-3 / NEGRO -LUN
Movimiento: Calibre UN-118 movimiento diseñado internamente, tecnología de silicio, certificado COSC, reserva de energía aprox. 60 horas
Dial: azul, negro, gris
Caja: Titanio, 44 ​​mm de diámetro.
Bisel: bisel giratorio unidireccional cóncavo invertido
Resistencia al agua: 300 m.
Caja posterior: zafiro, excepto Gran Blanco.
Correa: Correa de caucho y hebilla.
Precio: $ 7,900 para los modelos Deep Blue y All-Black y hasta $ 12,000 para el Monaco LE.